15 cosas que debes hacer en Ginebra… ¡gratis!

En 2013,  siendo estudiante del Tec de Monterrey, resulté seleccionada para realizar mis prácticas profesionales en la Organización Mundial de Comercio (OMC) en Ginebra, Suiza, y durante un año llamé a esta ciudad mi hogar.

Ginebra es la cuarta localidad más cara del mundo y la segunda ciudad más cara de Suiza, sólo detrás de Zúrich. Esto, además de su fama de aburrida (no sólo por ser sede de las Naciones Unidas es conocida como “la ciudad de la paz”), hace de la metrópoli más pequeña del mundo un lugar poco atractivo los turistas (a pesar de ser reconocida, dos años consecutivos, como el destino líder en Europa para una escapada a la ciudad).

Sin embargo, para jóvenes, estudihambres y mochileros, en Ginebra hay muchas actividades gratuitas que sus visitantes suelen ignorar (¡no todo es visitar la ONU!), muchas veces gracias a los “locales” (casi la mitad de la población no tiene pasaporte suizo) que al momento de hacer recomendaciones turísticas pueden responder con un simple “no hay nada que hacer” o “¿¡por qué vienes a Ginebra!?”. Nada más motivante… ¡yeeeei!.

Es verdad, Ginebra no es una ciudad turística. En Ginebra no vas a encontrar nada más espectacular que el Jet d’eau, que es en sí una fuente gigante. No verás una arquitectura monumental como la Torre Eifel o el Coliseo Romano, ni el atractivo bullicio de ciudades como Londres o Berlín. No. En Ginebra encontrarás cosas ordinarias: elegantes diplomáticos caminando de un lado a otro, extravagantes automóviles recorriendo las calles de la ciudad , jóvenes tomando unos tragos en su bar predilecto y ancianos tomando café a la orilla del lago. Y ahí, en su simpleza, radica su encanto.

¡Qué cosa más difícil para el turista promedio! Que viaja para asombrarse con las mismas cosas que millones de personas más, en lugar de apreciar la belleza única que ofrece cada lugar, cada cultura.

Visitar lugares como Ginebra nos saca de nuestra zona de confort y nos obliga a crear nuestra propia felicidad, en lugar de depender de lo que ya está ahí, de lo que damos por hecho (filosofía muy útil para cualquier aspecto de nuestra vida, a decir verdad). Si vas a Brasil, sabes que te hará feliz ver el Cristo Redentor, ¿que te hará feliz si viajas al lugar “más aburrido” de todos?.

Si eres de esos locos que les vale la opinión de los demás y estás dispuesto a exprimir belleza de cada “monótono” paisaje, ¡bienvenido!. Aquí te dejo una lista de las mejores cosas que hacer en Ginebra y, además, sin gastar todo tu presupuesto mensual en un día.

1. Obtén tu primer viaje en el transporte público de la ciudad gratis

Al llegar al aeropuerto (suponiendo que llegas en avión) busca la máquina de boletos que dice “Free ticket”, antes de abandonar el área de reclamación de equipaje, y aprieta el botón. Sí, así como lo lees, ahora tienes un boleto gratis para llegar en los próximos 80 minutos a tu destino en transporte público; puedes usar las líneas tren, autobús o tranvía. Descuida, el transporte público de Suiza no tiene nada que ver con cualquiera en México.

2. Solicita tu tarjeta de transporte público gratuito

Tu estancia en cualquier hotel, hostal juvenil o sitio de campamento en la ciudad incluye una tarjeta de transporte público ¡gratis!; con ella tienes acceso libre e ilimitado a toda la red de transporte del cantón por total duración de tu estancia. Solicítala en el área de recepción de tu hospedaje de preferencia.

Si vivirás en Ginebra por algunos meses te recomiendo obtener tu abono de transporte en cuanto llegues.

3. Mantente conectado

¡Activa la conexión Wi-Fi de tu celular! Puedes estar en una de las 290 zonas de acceso a internet abierto y gratis. Sin pretextos para compartir tus snaps.

4. Recorre la ciudad en bicicleta

A partir del 28 de abril de 2016 y hasta el final del verano puedes rentar bicicletas “gratis” en dos de las oficinas de Geneveroule: la que está detrás de la estación de tren Cornavin y la que está cerca de Bains des Paquis. Solo tienes que dejar un módico depósito (que se te devolverá al regresar la bicicleta) y por 4 horas eres libre explorar la ciudad por toda su red ciclovías.

1150391_10153104577080433_1274462252_n
FOTO: Tany Bermúdez

5. Saca tu lado hipster en Les Grottes

Detrás de la Gare Cornavin se encuentra uno de mis barrios favoritos. Con su mezcla bohemia/burguesa/underground (o lo que ahora podemos llamar hipster), el Quartier Les Grottes es un área atractiva, por un lado, para jóvenes amantes de las tiendas de segunda mano, la vida nocturna y las actividades artísticas como el cine, el teatro y la danza. Por otro, el Parc Cropettes ofrece un ambiente muy tranquilo y familiar, destacando también por sus eventos de música gratuitos. Date una vuelta por el vecindario y contágiate de su buena vibra.

6. Escucha música en vivo en Mr. Pickwick’s

Uno de los bares deportivos más famosos de la ciudad es Mr. Pickwick, reconocido por sus hamburguesas y por ser el lugar predilecto para ver justas deportivas. Pero lo que muchos no saben es que en su sótano (porque por alguna extraña razón muchos bares en Ginebra tienen un sótano) se ofrecen shows musicales de todo tipo. Aunque la mayoría de ellos cuestan (5-10 CHF cuando vivía por ahí) en ocasiones te puedes topar con algún concierto gratis. Como cuando yo me tope con un tributo (muy concurrido) de Los Beatles.

7. Visita la Plaza de las Naciones

¿Qué el Palacio de las Naciones Unidas está cerrado para visitas guiadas porque los altos mandos del mundo se encuentran en una importante reunión? (bastante seguido). Al menos puedes tomarte fotos afuera del Palacio o en La Silla Rota y si es verano puedes hasta jugar y mojarte en las fuentes de la Place des Nations.

8. Explora el Jardín Botánico

Abierto todo el año y con una exhibición de más de 16,000 especies de plantas (una de las más amplias en el mundo), explorar el Jardin Botanique es una excelente opción para escapar de los grises días invernales o relajarse una tarde de verano.

9. Da una caminata a lo largo del Lago Léman

Emprende tu camino desde el Jardín Botánico hasta el Pont du Mont-Blanc y descubre la belleza de uno de los más grandes lagos en Europa, el Lac Léman (también conocido como Lac de Géneve). La vista de Los Alpes y el profundo azul de sus aguas que se mezclan con el color del cielo brindas escenarios hermosos.

DSCF5908.jpg

10. Visita un museo

La mayoría de los museos en Ginebra son gratis el primer domingo de cada mes pero si no tienes la suerte de estar ahí ese día puedes visitar uno (o varios) de los museos que ofrecen sus exposiciones permanentes gratis, como el Museo Ariana, la Maison Tavel, el Museo de Historia Natural, entre otros.

11. Haz un pic-nic

When in Geneva…“. Una de las actividades favoritas de los locales es tirarse al sol en cuanto éste aparece. Los domingos, cuando la ciudad está paralizada, la vida vuelve en sus en sus parques. Toma una manta, compra comida barata en el mercado, LIDL o ALDI y arma un pic-nic a la orilla del lago. Te recomiendo el  Parc de La Perle du Lac (un famoso, elegante y caro restaurante) o Parc Mon Repos, con hermosas vistas al lago, los Alpes y el Jet d’eau.

DSCF6048.jpg

12. Nada en aguas abiertas

Aprovecha el calorcito (o cuando el lago no está helado) para darte un baño en las cristalinas aguas del Lac Léman. Hay 29 puntos de acceso al lo largo del lago, siendo Bains des Paquis el más popular (aunque no gratis como otros).

13. Toma un paseo en bote

Utiliza tu pase de transporte público gratuito para cruzar el lago de un lado a otro en uno de los distintivos botes amarillos (Mouettes) de la ciudad. Dependiendo de la ruta y si hace mucho calor puedes hasta refrescarte con el agua del Jet d’eau al pasar muy cerca de él. En el trayecto puedes también ver el Ferry de la CGN, en uno de sus tantos viajes a diferentes destinos a lo largo del lago.

DSCF9122.JPG

14. Conoce la Isla de Russeau

Nombrada así por el filósofo y escritor Jean-Jacques Rousseau, quien vivió parte de su vida en Ginebra y cuya estatua descansa en este sitio, L’Ile Rousseau es una pequeña isla en medio del río Rhone, conectada por el Pont des Berges. Con excelentes vistas de la ciudad, es el lugar perfecto para tomar un descanso en tu recorrido.

15. Tómate la foto con el Jet d’eau

Sí, es sólo una fuente pero es impresionante. Desde que te acercas en avión al aeropuerto de Ginebra, el Jet d’eau puede verse desde el cielo gracias a sus 140 metros de altura. Para tomarte la icónica foto del recuerdo te recomiendo elegir una locación desde el Pont du Mont Blanc o el Promenade du Lac. Por la noche, si tienes suerte, puedes ver el chorro iluminado de distintos colores, añadiendo belleza al reflejo en el lago.

AHORRA MÁS:

Si estás en modo turista con presupuesto te recomiendo comprar el Geneva Pass por 1, 2 o 3 días. Es una tarjeta de descuentos para diversas actividades turísticas en la ciudad que además incluye algunos tours muy interesantes totalmente gratis. Empiezas a ahorrar desde la 3a atracción que visitas (sólo asegúrate que no sea ya una atracción gratuita) así que vale la pena (y el dinero) totalmente.

La verdad es que tenía una lista como de 40 cosas que hacer gratis en Ginebra pero para no agobiarte el resto te las diré en otras entradas. Espero que esta lista te motive a visitar la segunda ciudad más grande de Suiza (que aún así es muy pequeña) y que te inspiré a dar una oportunidad a las “ciudades aburridas” (¡a mí hasta me encantó Canberra, Australia!). Como leí por ahí: “La verdad es que no existen lugares aburridos. Sólo viajeros aburridos”.

¿Haz estado en Ginebra? ¿Qué recomiendas hacer? ¿Te sirvió esta guía? ¡Comenta!

4 respuestas a “15 cosas que debes hacer en Ginebra… ¡gratis!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s